#TipsEECh – El poder de una tienda online

La creencia popular es que las tiendas online o e-commerce son para las grandes cadenas, o para las tiendas de gran tamaño, esto claramente es un mito, ya que las cifras avalan el cómo el comercio online ha crecido sostenidamente los últimos años en Chile y el mundo, y cómo se pueden vender desde pan hasta muebles por internet.

Uno de los grandes beneficios de tener una tienda online es que es administrada por uno mismo, sin depender de terceros o intermediarios que cobran comisiones, como MercadoLibre, Marketplace de Facebook u otros similares.

Con esto se puede mantener un orden y control del stock, inventario, precios, imágenes, además de crear cupones, descuentos, ofertas, y mostrarlas como se desea para potenciar las ventas. Esto y mucho más lo ordenamos en este listado del poder que tiene el abrir tu propia tienda online:

Alcance: puedes llegar a más del doble de personas

La cantidad de personas que ve tu negocio y revisa tus productos se limita a quienes ven visitan tu negocio, y en su defecto, navegan por tus redes sociales. Una tienda online ofrece una visión mucho más amplia, ya que pueden revisar cada uno de tus productos, agruparlos, revisar por categoría, ver los precios y ofertas, entre otras cosas que son parte del comportamiento del cliente.

Con una pequeña inversión (y cuando decimos pequeña nos referimos a entre $5.000 y $10.000 pesos) en redes sociales, puedes hacer que las personas que son impactadas por tu negocio se tripliquen, además de aumentar la tasa de clientes, ya que muchos de quienes te encuentran en internet serán tus clientes a futuro.

Aseguras ventas que dudan en ir a tu negocio

Muchas veces buscamos un producto o servicio en internet, lo encontramos, pero preferimos ir al punto de venta a verlo, lo que en la mayoría de las veces se convierte en una compra que nunca se realizará. Con la opción de tienda, al revisar el producto en la web y querer comprarlo, la tasa de decisión de compra aumenta, concretando más ventas por sobre una web normal o redes sociales activas.

Generas bases de datos y seguimiento de clientes

Cuando alguien compra en tu negocio no registras su teléfono, correo, ni siquiera su nombre, en cambio al realizar una compra en digital se necesitan estos datos, que quedarán guardados en tu base de datos, información impotantísima para realizar acciones de marketing por WhatsApp, correo o incluso llamando para ofrecer ofertas y más.

Controlas la ruta de tu producto desde el inicio hasta el consumo

Al vender por tu tienda, sabes quién compró, a qué hora, con qué pago y cómo quiere recibir el producto. La mayoría de las personas prefiere el despacho, e indiferentemente lo haces tú mismo o utilizas un sistema de despacho (Starken, Chilexpress, etc) sabrás en qué comunas tus productos están teniendo una mejor recepción, cómo le gusta a tus clientes recibir y consumir tus productos, y con esta info cruzada con las bases de datos, puedes crear un perfil completo de tu consumidor promedio, y orientar tu estrategia de productos, precios y publicidad para llegar de mejor manera a ese tipo de persona.

Aumentas tus ventas incluso cuando no vendes

Suena ilógico, pero la verdad es que la mantención de un e-commerce (si no es administrada por alguien más que tú) totalment gratis, por ende cuando tienes habilitada la tienda online y no vendes nada, aún así estás aumentando tu cartera de posibles clientes o derivando clientes a tu tienda física, por lo que siempre es una buena opción tenerla habilitada.

Van de la mano con las redes sociales

Un sitio web con toda la info y productos, y su tienda online habilitada, más unas redes sociales activas y con contenido de tus productos, son la satisfacción de todos los clientes que están buscando en internet un producto o servicio. Como comprador, puedo revisar detalladamente el producto, leer especificaciones, comparar precios, complementar la info que busco del mismo, e incluso mantenerme informado del rubro del producto. Esto se denomina ‘experincia en digital’, y un usuario la agradece, casi siempre, con la compra.

Pero como en todo, no siempre existen beneficios, éstos son los contras de una tienda online:

  • En el mercado existen proveedores de sitios web que cobran demasiado caro, en Emprende en Chile tenemos planes accesibles, ahora disponemos de una oferta de $150.000 por una tienda online completa. Revisa los detalles y condiciones aquí
  • Se debe tener cuadrada la lista de precios de la tienda física y la tienda online, ya que un error puede transformarse en un cliente que se sintió engañado.
  • Si se habilita el pago online de WebpayPlus de Transbank (líder en Chile) se cobra una comisión por cada venta, aunque es baja puede ser una molestia si tus margenes son pequeños, estamos hablando de entre un 2% y un 4% de la venta.
  • La administración de la tienda debe tener dedicación, para tener una pronta respuesta a cada venta o consulta, por lo que se debe disponer de tiempo o de una persona dedicada a la administración para que funcione al cien.
  • El despacho puede ser un problema si no se tiene bien evaluadas todas las alternativas, a veces un envío por correo puede ser más barato que ir tu mismo a repartir, pero a veces es mejor tener un sistema propio (auto, bici, entrega en metro, etc) para ahorrar ese costo extra.

Con esto esperamos hayan quedado claro y claras del potencial que tiene una tienda online, la tendencia que viene al alza en Chile a raíz de la contingencia, pero que todo apunta a que se mantendrá cuando la cuarentena termine.

¡Ah! y no lo olvides… #QuedateEnCasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *